viernes, 2 de septiembre de 2011

Mehndi/Henna (I)



Manos tatuadas con henna
Cabello teñido con henna.

La henna (o mehndi, como se denomina en la India, sin embargo se utiliza más para referirse al tatuaje) es un tinte vegetal que proviene de las hojas del arbusto Lawsonia Inermis. Estas hojas se dejan secar y se trituran para obtener así el llamado polvo de henna. La principal utilidad de este polvo es teñir el pelo y la piel en un color anaranjado, el único que puede ofrecer de forma natural (véase en el apartado CUIDADO, LA HENNA NO ES NEGRA). El tatuaje de henna es temporal y tiñe sólo la epidermis. Asimismo, teñir el pelo con henna es una alternativa natural y segura al tinte capilar sintético, ya que lo daña menos y no deja raíz; a pesar de no ser permanente.

La lawsonia inermis es una especie que crece en zonas de clima cálido y seco del tipo mediterráneo o desértico, donde necesita una temperatura de entre 35 y 50 grados para desarrollarse. Se caracteriza por ser una planta cuyo tallo mide dos metros de alto, sus flores son pequeñas, blancas y olorosas; sus frutos,  pequeños y redondos de los que se extraen las semillas y sus hojas perennes se recogen en primavera para secarlas y molerlas con el fin de obtener el polvo de henna.


Lawsonia Inermis. En un primer plano están las flores, en el segundo los frutos y al fondo las hojas.


Los principales países productores de henna son: Marruecos, Mauritania, Argelia, Túnez, Libia, Egipto, Sudán, Somalia, Siria, Jordania, Palestina, Líbano, Irak, Arabia Saudí, Yemen, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Turquía, Irán, Afganistán, Kirguistán, Tajikistan, Uzbekistán, Turkmenistán, Xinjiang (China), Pakistán, India y Nepal.




HISTORIA

El uso de este vegetal es muy antiguo y este arte ha pasado de generación en generación durante milenios. Los primeros testimonios acerca de su uso datan del año 5000 a.C, e incluso mucho antes. Aunque muchos piensen que teñirse el pelo es algo de ahora, tendrían que saber ahora que las más antiguas civilizaciones que existieron en la Historia ya conocían fórmulas y técnicas para cambiar el color del cabello, desde la henna hasta el índigo, pasando por la cal viva usada en la Edad Media para teñir el pelo de rubio. El tinte capilar moderno no surgirá hasta la década de los 30 para uso profesional y los 50 para uso doméstico.

Los primeros pueblos que empezaron a manejar el arte de teñirse el pelo y la piel con alheña fueron los sumerios, los asirios, los babilonios, los persas, los acadios, los hititas, los fenicios y los hebreos, entre otros. Es interesante mencionar que en Babilonia, las mujeres se decoraban con henna como parte de un ritual para honrar a una diosa antigua de la guerra, Anath. No puedo expandirme más porque no tengo suficientes datos, pero podéis leer la historia aquí.

Momia de Ramsés II. Si  nos fijamos en el color del cabello (rubio anaranjado) podremos comprobar que están teñidos.

Los antiguos egipcios fueron pioneros en esta técnica, los faraones y sus reinas, sobre todo Cleopatra, la utilizaban para teñir sus cabellos y para el cuidado de los mismos. En la momia del faraón Ramsés se encontraron restos de cabellos de color rojizo, probablemente teñidos con henna. En el proceso de momificación de los cadáveres, se impregnaban los pies del muerto en henna para ser identificado en el Más Allá, de acuerdo a las creencias vigentes en el Antiguo Egipto.



La emperatriz mogol Mumtaz Mahal (1593-1631) con las manos decoradas.

En la India, donde esta práctica está muy arraigada desde la noche de los tiempos, el mayor núcleo productor de este pigmento es Rajastán. Su polvo de henna es muy conocido por su alta calidad, su color intenso y por ser muy resistente. En los desiertos de Rajastán, Punjab y Gujarat, las mujeres se impregnaban las manos y los pies en henna para rebajar la temperatura corporal. Al principio se coloreaban las manos y los pies de naranja, pero el dibujo de la mano se simplificó a un simple círculo en la mano por razones estéticas, manteniendo como seña de identidad las yemas del dedo pintadas completamente. Los diseños indios de henna utilizados en ocasiones especiales como bodas, Diwali, Holi, Karva Chaut... se caracterizan por su barroquismo y por sus diseños exquisitamente elaborados, similares a un guante de encaje.



Hombre afgano con la barba teñida. En el Islam forma parte de la sunna (tradición) que los hombres tiñiesen el pelo y la barba cuando las canas empezasen a asomarse.

Otras zonas como Oriente Medio, el África Subsahariana y Asia Central son pioneras en esta técnica. Mientras los califas musulmanes gobernaban desde el valle del Indo hasta Córdoba, numerosos tratados médicos de la época exponen las propiedades de la henna como planta medicinal para aliviar dolores de cabeza. La relación del Islam con la henna es bastante especial, ya que es considerada como una planta perteneciente a la flora del Jannah (Paraíso). De hecho, hay un hadiz del Profeta Muhammad acerca de teñir el pelo, el cual siempre lo recomienda teñir con henna. También es utilizada por las mujeres en la tintura de los cabellos y como adorno corporal en bodas, circuncisiones, fiestas del Eid Al Fitr (fin de Ramadán) y Eid Al Adha (fiesta del sacrificio). Por norma, los diseños islámicos no pueden contener figuras de seres vivos animados como humanos o animales, pero sí se pueden representar motivos florales, vegetales, geométricos y abstractos, ya que se considera haram (ilícito) representar a seres humanos o animales en pinturas o en decorados arquitectónicos, a excepción de las ilustraciones en libros.


En las fiestas de la henna, la novia es la anfitriona.

Mujeres bailando en un momento de la fiesta.


En cuanto a las bodas, existe una costumbre en los ritos nupciales judíos, musulmanes, hindúes, sikhs y cristianos denominada como fiesta de la henna. Equivalentes a las despedidas de soltero aquí en Occidente, en estas fiestas se prepara a la novia para la ceremonia y se le decoran las manos y los pies con henna. Para ello, contratan a una artista de henna que realizará el modelo por encargo de la propia novia. Mientras duran las fiestas de la henna, las mujeres de la familia y las invitadas se encargan ese día de cuidar y alimentar a la novia. El local donde celebran este tipo de fiestas es un salón bien grande que puede ser de una casa o de un restaurante, donde instalan una especie de trono para la novia. Mientras, se ameniza la fiesta con música popular y bailes regionales de la zona.





La popular actriz Karishma Kapoor en la fiesta de la henna previa a su boda.


CÓMO SE PREPARA LA HENNA

Polvo de henna fresco


El ingrediente principal de la pasta de henna es el polvo de henna. Para obtener excelentes resultados en el tinte de pelo y en el tatuaje, tiene que estar fresca, es decir, que la henna se conserve en buen estado, manteniendo un color verde brillante y un aroma a espinacas bien oloroso. Como las hennas sólo duran dos años en buen estado, pasado ese tiempo caduca, pierde sus propiedades de tintura y los resultados suelen ser pésimos, además de que si te tiñes el pelo con una henna caducada puedes estropearlo. Sobre la piel tampoco se recomienda usar henna en mal estado.

Según el uso que le queramos dar, el modo de preparación puede variar. Es decir, que la henna que se use para teñir el pelo no sirve para realizar tatuajes, ya que la de teñir el pelo ya viene elaborada para dicho uso. La henna de teñir el pelo, al presentar una variada gama de colores, lleva varios colorantes añadidos para darle un color distinto al que tiñe de forma natural y no son adecuados para uso cutáneo. Pero la henna natural, que sirve para tatuajes, se puede usar también para teñir el pelo, pero sólo de un color: el castaño anaranjado.



Ingredientes para la pasta de henna, únicamente para el tatuaje.



Ingredientes que se van a utilizar en la mezcla.
(Imagen obtenida de http://www.mehndi-girl.com/)


  • 45 gramos de polvo de henna.
  • Azúcar.
  • Zumo de Limón.
  • 1 aceite esencial, del cual podemos escoger entre aceite del arbol del té, lavanda, eucalipto... (No es obligatorio añadirlos)
  • Opcionalmente podremos añadir té o café para darle un tono chocolate, nunca negro.


Utensilios:

  • Cuenco donde elaborar la mezcla.
  • Un colador fino para colar el polvo de henna.
  • Una espátula o una cuchara de plástico para remover la mezcla.

Proceso de elaboración:


Filtrado de la henna para eliminar impurezas



Antes de nada, la gran mayoría de polvos de henna suelen contener impurezas como residuos, hojas a medio triturar... y ello puede obstruir el paso de la henna por el cono, el aplicador o la jeringuilla a la hora de aplicar el tatuaje. Para ello, cogemos el colador y filtramos el polvo de henna hasta que no tenga ningún residuo. El tipo de colador más apropiado es el fino, que no deja ningún rastro de basurilla en la henna.


Mezcla del polvo de henna con azúcar y zumo de limón hasta conseguir una textura similar a la de la nocilla.


A continuación, colocamos la henna en el cuenco y le añadimos dos cucharadas de azúcar y lo mezclamos hasta que quede homogéneo. Luego echamos media taza de zumo de limón y removemos hasta que la mezcla adquiera una textura similar a la de la nata montada, pastosa y sin grumos. Cuanto más espesa, mejor.


Dejando reposar la henna

Después, dejamos reposar la mezcla doce horas en un lugar luminoso para que se vuelva de color marrón oscuro. La pasta tiene que oscurecer o "liberar pigmento" para poder teñir. Pasado ese tiempo, le echamos cuatro gotas de un aceite esencial, el que elijamos (los más recomendables son el de lavanda o el de arbol del té) y lo removemos. Y así ya tenemos lista nuestra pasta de henna para utilizarla. Si queremos oscurecerla un poco más, sólo puede alcanzar el marrón chocolate, le añadimos un poco de café sin leche o té negro y lo dejamos reposar otras doce horas y listo para usar.


CÓMO APLICARSE UN TATUAJE TEMPORAL DE HENNA

En el sentido de las agujas del reloj, diversas formas de aplicar la henna: cono de celofán, bote con dosificador, jeringa con aguja 1,2 x 40 mm y pincel.
Para poder aplicar la pasta de henna necesitaremos un aplicador, que nos permitirá hacer el dibujo sobre la piel. Podemos usar como aplicadores:
  • Cono de celofán. Aunque su uso requiere mucha práctica, nos permite controlar la cantidad de henna que queramos usar, evitando así el goteo y manchar los muebles y la ropa. Como suele venir cerrado, cortamos la puntita del cono y listo para usar. Asimismo, podemos hacernos nuestro propio cono con celo y un folio de celofán. Se rellena el cono, lo cerramos arriba con celo y cortamos muy finamente la puntita del cono para que el agujero sea bien fino.
  • Jeringa con aguja de 1,2 x 40 mm. Muy precisa, pero gotea demasiado. Para que no gotee y no te manches la ropa, retrae el émbolo para atrás. Con poquita presión con la que apretar el émbolo, nos sale un trazo bien largo de henna. La aguja tiene que ser más gruesa, ya que al ser la henna muy condensada se obstruye en una aguja de 0,8 mm. Además, como la aguja puede pinchar, la cortamos a 15 mm o 1,5 cm.
  • Pincel. Es el procedimiento más sencillo de utilizar, ya que sólo es mojar el pincel en henna y pintar directamente sobre la piel. Para volver a aplicar la henna, basta con limpiar el pincel con agua y volver a mojar en la henna, como si pintásemos con témperas o acuarelas.
  • Bote de plástico con dosficador metálico o de plástico. Similar al que se usa para los tintes de pelo casero, su mecanismo es similar al del cono. Apretamos el bote y realizamos el dibujo normalmente.

Con la henna dentro del aplicador, nos hacemos el dibujo sobre la piel. Esta técnica no es nada difícil y no duele, ya que no se atraviesa la piel y el tatuaje es temporal. Con echarle mucha imaginación y saber dibujar bien, tendremos nuestro tatuaje. Podemos ponernos un tatuaje en la espalda, la barriga, los brazos, las piernas... pero es en las manos y en los pies donde, al ser la piel más gruesa, se fija mejor el tatuaje. En cuanto a diseños, hay millones de ellos e incluso podemos personalizarlo a nuestro gusto.
 
Luego nos hacemos el dibujo y lo dejamos secar. El tiempo de secado será como mínimo de tres horas, pudiéndose dejar secar muchas más horas. Mientra se seca, la henna va tiñendo las capas superficiales de la piel y va creando el dibujo. Cuando la pasta de henna se seca, se endurece y se va cayendo dejando al descubierto el dibujo. Aunque el dibujo se presente en un color amarillo o naranja fosforito, pasadas 24 horas el color se intensifica y se vuelve castaño añaranjado. Dependiendo del tipo de polvo de henna, los ingredientes opcionales, el tono de la piel y el PH de ésta, la tonalidad puede verse más anaranjada, más rojiza o más amarronada. La duración del tatuaje es de una semana como máximo.


Aplicación de la henna, el color de la pasta suele ser marrón oscuro o marrón verdoso.



En esta foto podemos apreciar bien el color de la pasta de henna antes de secarse (en marrón oscuro) y el color del tatuaje sobre la piel (en naranja) un día después de desprenderse la pasta.


Como la henna mancha mucho, antes de aplicarla nos ponemos una camiseta vieja para no manchar la ropa y cubrimos el suelo y la mesa con papel de periódico. Si accidentalmente nos manchamos la ropa o la mesa, la lavamos inmediatamente antes de que se seque la pasta. Si se seca, ya no se quita. Las manchas de henna sobre la ropa o los muebles son permanentes.

Si nos hemos aplicado la henna por la tarde y tendremos que esperar hasta mañana a que seque, podemos cubrir el diseño para no manchar las sábanas. Si nos hemos tatuado las manos, las cubriremos con guantes del tamaño XXL para proteger y no estropear el diseño, válido también si vas a utilizar el teclado del ordenador. En los brazos cubriremos el diseño con papel higiénico o con vendas, pero sin apretar demasiado. En el caso de los pies nos pondremos un calcetín muy grande o una bolsa de basura y la amarramos ligeramente a la altura de la pantorrilla, o bien con una venda. Por último, el plástico de cocina es una excelente opción para proteger el tatuaje y es válido para todas las zonas.


  
¿DÓNDE SE PUEDE ENCONTRAR HENNA?

La henna se suele vender en herboristerías, en locutorios o en tiendas de importación de productos árabes, marroquíes, paquistaníes e indios. O bien también podemos encontrar henna en tiendas de artículos para danza oriental. Si tenéis la oportunidad de viajar a Marruecos, Túnez, Egipto o la India; podéis comprar henna, siempre y cuando esté fresca. En la Feria de Muestras de Asturias, que se celebra anualmente en agosto, se puede conseguir polvo de henna a cinco euros y un cono de henna a dos euros cada cono.

La henna que hay que usar es la henna natural, henna que proviene directamente de las hojas secas y trituradas de la mencionada planta Lawsonia Inermis, la más adecuada para el tatuaje (también puede usarse para el cabello). La del pelo, como bien dije antes, está modificada para dicho fin y no sirve para tatuar la piel. También podemos encontrar henna preparada en conos, cada cono te da para una media de cinco tatuajes y es idóneo para quienes no quieran engorronarse preparando la pasta de henna.


Henna de teñir el pelo, de la marca Henné Color Paris.

Conos de henna listos para usar.


Henna natural, idónea para tatuajes y para teñir el pelo.





CUIDADO, LA HENNA NO ES NEGRA




Anuncio de la AFSSAPS que alerta a la población juvenil de los peligros
que acarrean los tatuajes temporales de henna negra.



Aprovecho además para hacer una advertencia sobre la peligrosa henna negra. Cuando la henna se empezó a utilizar en Europa como alternativa al doloroso tatuaje permanente, muchas empresas comercializan un producto conocido como henna negra, que es más aceptada en Occidente que la henna natural. Sus "ventajas" son que "seca más rápido", "dura más tiempo" e "imita al convencional tatuaje permanente", sin tener en cuenta sus tóxicos inconvenientes. Este producto artificial es el utilizado para realizar tatuajes temporales negros en chiringuitos de playa, mercadillos, lugares turísticos y puestos callejeros. Hoy en día, su uso está prohibido en la Unión Europea y en EEUU debido a su toxicidad, ya que mucha gente ha tenido graves problemas tras realizarse un tatuaje temporal de este tipo.

Reacciones alérgicas que provoca la PPD al
contacto con la piel.
La henna natural sólo tiene un color, el castaño anaranjado, aunque su tonalidad varía según el tipo de polvo y sus ingredientes, nunca el negro intenso. La henna negra NO ES HENNA Y NO ES NATURAL, es un producto sintético que contiene una sustancia denominada para-fenilendiamina (PPD), presente en productos como tintas de impresora, betún del calzado y tintes capilares, entre otros; aunque puede darse el caso de que se adultere la henna con este compuesto químico para obtener el color negro. Su aplicación en la piel puede causar úlceras, alergias, ampollas, eczemas, picores, dermatitis, cicatrices permanentes y severos problemas de salud; ya que la PPD llega al torrente sanguíneo a través de la piel pudiendo provocar complicaciones mayores, dañando el hígado, los riñones, el cerebro...; incluso esta sustancia es cancerígena. Tras la realización del tatuaje, los síntomas de alergia tardan en aparecer desde unas cuatro horas hasta dos días, hay casos en los que tarda más de dos días; y se caracteriza porque el tatuaje con henna negra se transforma en unos granitos y ampollas que adoptan la forma del tatuaje, similar a una marca con hierro candente. Si se presentan estos síntomas, ACUDE URGENTEMENTE AL MÉDICO. Si alguna vez te has hecho un tatuaje de este tipo y no sufriste ninguna reacción, NO REPITAS, A LA SEGUNDA VEZ PUEDES DAÑAR TU PIEL. El PPD un sensibilizante muy potente, que quiere decir que te provoca alergia cada vez que estás en contacto con ese producto. La sensibilidad al PPD es permantente y se desarrolla un cuadro de dermatitis y alergia al estar en contacto con algún producto que contenga esta sustancia, como por ejemplo los tintes capilares permanentes, la ropa negra... e incluso sufrir alguna complicación si se somete a un tratamiento médico con la anestesia epidurial. Un ejemplo claro de esto es que si has sufrido alguna reacción alérgica a estos tatuajes y te tiñes el pelo con un tinte comercial o de peluquería, puedes desarrollar reacciones alérgicas graves que pueden desembocar en daños mayores al organismo e incluso puede provocar la muerte. Además, las secuelas que produce la PPD al contacto con la piel y el organismo DURAN DE POR VIDA.
Leo en muchos foros de internet que cuando se habla de la peligrosidad de la henna, muchos tienden a meter en el mismo saco a la henna natural y la henna negra. Esto se debe a que en Occidente hay mucho desconocimiento sobre el arte y la técnica de la alheña y se tiende a confundir la natural con la negra. Como mencioné antes, la henna NO ES DE COLOR NEGRO. En la tabla siguiente, que he confeccionado yo a partir de información obtenida de páginas de salud y consejos de expertos, aunque yo no soy médico, se muestra cómo diferenciar la henna tradicional de la artificial de color negro.





Por ello, os aconsejo obligatoriamente que NO OS HAGÁIS NINGÚN TATUAJE DE HENNA NEGRA. Antes de realizaros uno, preguntad qué contiene la mezcla con la que se realiza el tatuaje y pedid que el tatuador se haga una muestra, además de que tienes que hacerte una prueba de alergia obligatoria. Si te responden que seca en menos de una hora y es de color negro, por lo tanto contiene PPD, NO TE HAGAS EL TATUAJE, además de que debes denunciar al tatuador recurriendo al policía más cercano o a la consejería de salud. Lo de la denuncia es importante porque el artista estará cometiendo un delito contra la salud pública, debido a que la sustancia que está utilizando está prohibida en su uso sobre la piel. Lo triste de todo esto, aparte de los problemas de salud que duran de por vida, es que el tatuador gana en un día lo que gana un obrero cualificado al mes. Lo que tiene el capitalismo y el libre mercado, que mucha gente se forra a costa de la salud de los demás. La prueba de alergia nos permite tener en cuenta que si padecemos alergia a dicho producto, no debemos usar dicho producto. Es bien sencilla, te pones un poco de producto sobre la piel y lo dejas 24-48 horas. Si te empieza a picar, a enrojecerse la piel o a salir granitos, significa que tienes alergia y no puedes usar dicho producto que te cause la alergia.

Mucho cuidado con su aplicación en niños. Si tu hij@ te dice que quiere realizarse un tatuaje temporal negro, dile que no explicándole los motivos. Si no le explicas los motivos para no realizarse el tatuaje, el niño insistirá hasta que cedas y le permitas hacérselo. La piel de los niños es mucho más sensible y las reacciones alérgicas aparecen más rapidamente, además de que el crío quedará marcado de por vida.
En los niños no es recomendable que se hagan tatuajes de ningún tipo, ni mucho menos los de henna negra, que precisamente hay que evitar.


Recomiendo también la lectura del siguiente documento, que lo explica más detalladamente: http://www.hennapage.com/henna/ppd/espppdbook.pdf

Si quieres hacerte un tatuaje temporal, hazlo siempre de henna natural. Nunca uses henna negra, puedes perjudicar tu piel y tu salud de forma irreversible.

------------------------------------------------------------------------------------------

Y aquí tenéis el tatuaje que me hice yo misma:




-------------------------------------------------------------------------------------------

Si os interesa el tema, podéis visitar:

Hennapage, una completa página web sobre este arte, en el cual podéis encontrar mucha información sobre cómo hacerla, su historia, cómo dibujar con henna...

Mehdni-Henna by Simran, blog de Simran, artista de henna afincada en Madrid.

Magpk.com Mehndi, página pakistaní donde podéis encontrar cientos de diseños para manos y pies.

Henna Mehndi, página con información y más diseños para espalda, vientre...


3 comentarios:

  1. un reportaje estupendo
    y el diseño te ha quedado genial. ¿con qué te lo has aplicado? yo suelo usar los conos que vienen ya con la preparacion, tambien tengo unas cajitas con el polvo, pero seguro que ya han caducado
    en las manos no me dura nada, pero sí en los pies que me queda marrón oscuro
    espero que tengas una buena semana
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Pregunta. Ahi dice que se puede usar con pincel. Con qué se hidrata para que se pueda manejar con pincel?? Gracias.-

    ResponderEliminar
  3. Hola! Más arriba dice que la henna se puede usar con pincel como si fuera una acuarela. Con qué hidrato la henna para que sea factible utilizarla con pincel?? Cómo me conviene usarla en el caso de querer utilizar pincel? Muchas gracias

    ResponderEliminar

Comenta lo que quieras, siempre y cuando seas respetuoso. Cualquier mensaje que pueda ser ofensivo, racista, machista o fuera de lugar será suprimido.